AL OTRO LADO DE LA CALLE DEL OTOÑO

sábado, 10 de marzo de 2012

SANGRE, AZÚCAR, SEXO, MAGIA

 Explosiones de colores aturden  mi mundo hoy, ahora. Lo bueno de cada subida (o bajada) es que siempre se vuelve al mismo lugar. Así pasó, así pasa. Alegría, Consecuencias, depresión. Pero siempre se vuelve a la alegría; en el mejor de los casos ésta es la etapa más larga.

Truenos que, por el lado positivo, iluminan.

 El agua sólo remueve energías. Aquéllos que no les guste la lluvia es sólo porque no les gustan los cambios. Es por eso que a mí me encantan las tormentas! Y es ahora cuando entiendo que nunca estuve sola, y que siempre lo voy a estar. Porque cierto día, como hoy, llegaste con tu lluvia interior. Pronto vamos a llorar, inundar el monoambiente y conectarnos con el cambio. Cambio que empezó hace días, pero no se concretó.



Y todavía cuando me acompañás, desespera no saber lo que sentís. Yo sé que se te pasan las horas pensando mi sonrisa en la mañana,  
pero no termino de confiar en el por qué de eso. Tal vez suene paranoica, pero es lo que me pasa. No dejo de pensarte. A vos, que caíste volando como una pluma en el aire y tuvimos la suerte de que te atrape. A vos, que posiblemente no me hayas elegido, y de igual forma me tenés.




No hay comentarios:

Publicar un comentario