AL OTRO LADO DE LA CALLE DEL OTOÑO

martes, 5 de marzo de 2013

Miradas en el centro

Me miraste desde ahí,
vos parado y yo entrando.
Desde que pisé el subte
no sacaste tus ojos de mis ojos.

Yo te miré, y me avergonzé.
Miré para otro lado.
Siempre sonriendo.

De reojo pispeaba para ver
Cómo seguías mirándome.
Te devolví la mirada,
y ahora vos también la esquivabas.

Y así
como en un juego, seguimos.
Eternos hacia el amor etéreo.

Antes de bajarte
seguías mirándome
lo sé.
Yo también te miraba,

Y casi como un "chau",
me sonreíste.
Escondidos mis ojos (debajo del flequillo)
Pero mirándote siempre, te sonreí.

Y ahí te fuiste.
Ahí me fuí yo.
Aunque sea por un momento,
felices los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario