AL OTRO LADO DE LA CALLE DEL OTOÑO

viernes, 10 de marzo de 2017

sirena de bronce llora desprotegida

hasta el sol más humilde
raja el mapa de los cuerpos mesetados
sólo hay pan quemado y humedad
para llenarse

las piedras que caen por erosión
del corazón aquático
forman tres colores en el paisaje de hoy

escama oxidada
cordillera seca de mar
y un cielo despedido
Un cuarzo roto
rosa suave

autopista de sábanas
Quiero nacer otra vez
Viento cordillerano
trae la paz
de tu óvulo más sabio

Río Azul cura
los espantos
de un cuerpo hecho en barro

Ciervos al sol en la montaña
bosque de ciprés
tu aliento
libres en el agua
queremos ser y ver
el valle desde la luna

domingo, 8 de enero de 2017

s . o . s (...)

flor del desierto

ayuda
ayuda
la única forma de salir es
seguir el camino
naranja
directo a tus espinas

ombligo de este mundo

viernes, 30 de diciembre de 2016

terreno ampliado
camino por el desierto
que es tu cuerpo

las costillas suspendidas
que son barda -
              desierto con relieve

las piedras secas
el sol te quema
las impurezas
de romper el pasado y dejar
florecer las rosetas

tus costillas son espinas
tu costillas son cuestas
tus costillas son camino

martes, 15 de noviembre de 2016

I

una voz resplandeciente
desde el lago Epuyen
la corriente mueve los suspiros
desterrados

el agua se lleva consigo los nudos
y devuelve fresco
para rejuvenecer la piel

II

veo el sol proyectado sobre tu piel
desvelada
al descuido del rayo

ya no te importa disecarte
ahora, los sabores son más fuertes
y te agradan más

de niño llorabas por la sequedad de las piedras
ahora sos una piedra más
con punta afilada
para defender el espacio de tu agua

III

un yo se esconde en cada
eco de ola
el volcán hace reverberancia
de tu presente
te bañás en el lago y
tu voz se funde con el golpeteo
la metáfora de cambiar

el día se pasa
la arena nos apropia el cuerpo la casa

ya no importa
frente a la inmensidad manantial
lo que te diga la voz

IV

Epuyen, amor
callá ese ego y contemplá
escuhemos desde la sangre
cómo los líquidos más íntimos
los escondidos
que tocamos con la piel
y las olas
retorciendo todo
juntos van a llenar
la esperanza del más auténtico
oxígeno

silencio

V

cierro los ojos y espero
con el deslizar del calor
que proyecto tactilar

él desnudo se hace huella

la mente imagina en ese recorrido
y espero
llegar a sentir lo suave de tu sangre

VI

mi cuerpo
desmaterializado
frente al agua que corre
frente a la sangre que choca

VII

un suspiro tuyo en un recuerdo germinado
que se pierde

las olas son más fuertes que cualquier amor, amor

miércoles, 19 de octubre de 2016

La piel es un terreno
la ciénaga del amor
la primavera ahoga
esos espacios
los pelos transpirados del amor

Construyo un palacio en tu ombligo y
me convierto en jazmín
Lluevo con vapor de los pies cansados
las noches acaloradas igual ameritan
el movimiento
transformación quitar la sábana
el género dejado afuera que se moje el género que se arrugue

Terna y barro húmedo
limpia
Tierra presente el Caviahue de tus recuerdos
hecho tu cuerpo arribado
y rasguñado inyectar
mi sexo a tu pecho

Amor de primavera

miércoles, 5 de octubre de 2016

Río de sangre
Cabaña de sangre
la luz es sangre
la luz nos corroe las venas

Viento de espigas
Espigas acuchilladas
el sol nos vuelve peces muertos

Brotes embarrados
el cuerpo es el brote de una ausencia

jueves, 25 de agosto de 2016

Hay un río que forma
un valle entre tus dedos y mi piel. Entre
tu cintura y mis labios

El agua dulce ablanda los órganos de las rocas de los peces y de los ojos

Ese espacio intrínseco rebalsa
en un esplendor. El sol no evapora
lo que un beso construye con arcilla de manantial

Tal vez logre ser infinito el paisaje que queda entre mi cuerpo y el tuyo

jueves, 18 de agosto de 2016

El vacío florece desde el estómago
como llagas abrillantadas
quiero un puente
descascarado
que junte los pedazos rotos desparramados sobre
tu cuerpo animal.

Busco la forma de depravar
mi propia piel
blanca
depurada

No somos santos inocentes que escondan
los secretos impuros.
Somos caballos salvajes que se esconden
en las hojas más profundas
del bosque aquél.

Lloran los caminos de naranjos que pudimos probar
Lloran y se revuelcan
en carcajadas terroríficas que espantan
la ignorancia que nos apresura
desde el pasado. La poesía nos corre
atareada por las responsabilidades
de hacernos sentir...
El rasguño prohibido
Uñas ya comidas y podridas

Lloran los bichos más profundos
desde el estómago vacío
gritan lloran y escupen
enfurecidos desahogan la
insaciedad se queda en mi cintura en tu boca en nuestros ojos llorando
despavoridos
perdidos desesperados
perdidos