AL OTRO LADO DE LA CALLE DEL OTOÑO

jueves, 11 de agosto de 2016

Las bestias de hoy
se comen, el aire
que acerca los cuerpos de los amantes

Luego se devoran
entre ellos por no soportar
la carga empaquetada en el estómago
lleno del ruido de robarle
al amante su única oportunidad para tocar
la piel que cubre la piel escondida

La ilusión de las caricias
está
rota

No hay comentarios:

Publicar un comentario