AL OTRO LADO DE LA CALLE DEL OTOÑO

lunes, 15 de septiembre de 2014

Yo no entiendo/Seguir viviendo

La cabeza explotando
en lo literal de su expresión. 
Sesos tuyos volando 
disparados cual tus piernas 
relajadas distendidas 
lo harían si se dejaran calentar 
al aire mismo de desenvolver 
Ese baile estructurado para 
desestructurarse que no busca más 
que liberar.
O censurarse a libertad. 
El límite del límite, que no define 
sino tu cuerpo en tu mente. 
Y que no limita sino cuando 
desaparece la forma. 
Voló la cabeza, más porque desvaneció 
el alrededor 
que por hecho realizado. 
Ahora anda imaginado un cuerpo 
que tuvo vida en un rincón 
tangible del sol. 
Tiene vida ahora también 
respira, siguió respirando 
en mí.

2 comentarios:

  1. Ja! Casualmente estoy leyendo mucha poesía surrealista. Qué bueno encontrar influencias, gracias por notarlo!

    ResponderEliminar